Los
países
Chile
Chile

Registre d'una empresa Registro de una empresa

La creación y constitución de una sociedad mercantil en Chile es un procedimiento relativamente sencillo que, desde junio de 2014, se ha facilitado aún más puesto que algunos trámites se realizan por Internet. Los pasos a seguir son:

1. Redactar telemáticamente los estatutos de la sociedad mercantil y proceder a su constitución.

En Chile, se pueden redactar los estatutos sociales de una sociedad mercantil y proceder a su constitución de manera telemática a través de la web  www.tuempresaenundia.cl. Esta herramienta permite seleccionar el tipo de empresa que se desea constituir y, una vez que se hayan rellenado todos los datos, firmar. Para ello, todos los socios constituyentes deben contar con una Firma Electrónica Avanzada, pero si eso no es posible, se puede terminar el trámite en una notaría, siendo el notario quien proceda a obtener el documento de firma utilizando su propia Firma Electrónica Avanzada, entregándoselo a los socios para que lo firmen de puño y letra y dando fe de esa firma. Hecho esto, el sistema procede a asignar un RUT a la sociedad mercantil y esta quedará completamente constituida, notificándose dicho hecho por correo electrónico a todos los socios y administradores de la sociedad mercantil.

Nota: el usuario que realice la tramitación electrónica puede ser cualquier persona, no necesariamente uno de los socios. Sin embargo, sólo los socios podrán firmar los documentos de constitución.

2. Avisar telemáticamente del inicio de actividades al  Servicio de Impuestos Internos (SII).

Para ello, se tiene que acceder a la web del SII e informar de que el contribuyente comenzará a desarrollar actividades económicas en Chile.

3. Imprimir los recibos y facturas a utilizar por la sociedad mercantil en una imprenta autorizada.

Estos recibos y facturas se pueden imprimir en cualquier imprenta autorizada con el único requisito de que su formato sea el establecido por el SII. Sin embargo, hay que tener en cuenta que, según la Ley 20.727, promulgada el 31 de enero de 2014 (se puede consultar su texto  aquí), a partir de noviembre de 2014 la mayor parte de la documentación fiscal del IVA deberá ser expedida de forma electrónica, así como que el uso de la factura electrónica será obligatoria para todas las empresas chilenas.

4. Sellar los libros contables en el SII.

5. Obtener una "patente municipal" de la municipalidad competente.

En Chile, cualquier actividad lucrativa, independientemente de su denominación, debe obtener una licencia de la municipalidad llamada “patente municipal”. Por ejemplo, en el municipio de Santiago de Chile, si la actividad es comercial, puede consultarse toda la información al respecto  aquí (página de patente municipal de la web del municipio de Santiago de Chile) y si es una actividad profesional, puede consultarse  aquí (página de patente profesional de la web del municipio de Santiago de Chile).

6. Registrarse en el Seguro Social contra Riesgos de Accidentes del Trabajo y Enfermedades Profesionales en una Mutual de Seguridad.

Si se va a contratar trabajadores, es obligatorio para el empleador pagar un seguro que cubra los accidentes laborales y enfermedades profesionales. Los empresarios tienen la opción de contratar el seguro público proporcionado por el Instituto de Seguridad Laboral (ISL) o bien uno privado ofrecido por diferentes entidades privadas sin ánimo de lucro conocidas como Mutuales. Se puede consultar la información correspondiente al ISL  aquí (página de independientes de la web del ISL).

Por lo que se refiere a las Mutuales, existen tres de estas en Chile:

Los tres últimos pasos (4, 5 y 6) se pueden hacer simultáneamente.

información