Banner Esquerra Catalunya
De Cataluña
al mundo
Banner Catalunya
Servicios consulares

Funciones notariales Funciones notariales

Las oficinas consulares de carrera y secciones consulares de las embajadas de España en el extranjero tienen encomendado el ejercicio de funciones notariales, de acuerdo con lo que dispone la normativa vigente (art. 5.f del Convenio de Viena sobre Relaciones Consulares, de 24 de abril de 1963; art.11 y 734 del Código Civil; anexo III del Reglamento de Organización y Régimen del Notariado, de 2 de junio de 1944).

En las embajadas con sección consular, ejerce las funciones notariales, con carácter general, el encargado de los asuntos consulares y, si está ausente, el funcionario diplomático en quien delegue el jefe de misión.

En los consulados de carrera, las funciones notariales corresponden al jefe de oficina, que puede delegar en el cónsul adjunto o en el cónsul. Nunca pueden ser delegadas, sin embargo, en el canciller de la embajada o del consulado. Los consulados honorarios no están autorizados a desempeñar estas funciones.

La función notarial conlleva el ejercicio de la fe pública en las mismas condiciones en que lo haría un notario español en España. Cabe recordar que, con carácter general, el despliegue de las funciones notariales ejercidas por el cónsul no tiene efectos reconocidos en el estado receptor. Por lo tanto, estas funciones solamente se justifican cuando el objeto de la intervención del cónsul se encuentre en España o incida de alguna manera en situaciones jurídico-privadas que tengan que ver con España, o cuando los interesados sean ciudadanos españoles.

En particular, la ley habilita a los cónsules españoles en el extranjero a la actuación en los supuestos siguientes:

  • Autorización de poderes notariales otorgados por ciudadanos españoles o extranjeros cuando el mandato tenga por objeto que el mandatario lleve a cabo en España cualquier actuación válida en derecho. Es el instrumento más frecuentemente autorizado por los cónsules.
  • Autorización de testamento abierto o cerrado, que en principio solamente podrán otorgar ante el cónsul los ciudadanos españoles (art. 734CC). La información se trasladará asimismo al Registro General de Actos de Última Voluntad.

    Los ciudadanos extranjeros que quieran disponer testamentariamente de bienes situados en España deberán acudir, preferentemente, ante un notario local, que es quien puede hacer correctamente, en su caso, un juicio de capacidad de acuerdo con la ley personal del testador.

  • Autorización de instrumentos públicos (escritura pública y acta notarial).
  • Expedición de actas notariales (de presencia, referencia, notoriedad, depósito , etc.).
  • Realización de testimonios por exhibición de autenticidad de copias de documentos, testimonios de vigencia de leyes y testimonios de legitimación de firmas.