Los
países
Suiza
Suiza

Cobertura sanitaria Cobertura sanitaria

En Suiza, la atención sanitaria pública a los europeos (necesaria por motivos médicos) se garantiza inicialmente mediante la tarjeta sanitaria europea (  enlace a las principales características):

  • Tienen derecho a solicitar esta tarjeta las personas aseguradas o cubiertas por un sistema de seguridad social estatal de cualquier Estado miembro de la Unión Europea, así como también en Islandia, Liechtenstein, Noruega o Suiza.
  • Cada miembro de la familia que esté viajando debe tener su propia tarjeta.
  • La tarjeta sanitaria europea garantiza la recepción de atención sanitaria en las mismas condiciones y al mismo coste que las personas aseguradas en Suiza.

¡Importante! La tarjeta sanitaria europea:

  • No es una alternativa al seguro de viaje. No cubre la asistencia sanitaria privada.
  • No cubre los gastos si se viaja con la finalidad expresa de recibir tratamiento médico.
  • No garantiza la gratuidad del servicio. Dado que los sistemas de asistencia sanitaria de cada país son diferentes, los servicios que son gratuitos en un país pueden no serlo en otros.

Conviene tener presente que el artículo 7 de la Directiva 2004/38/CE (  enlace al documento) establece que todo ciudadano de la Unión tiene derecho de residencia en el territorio de otro estado miembro por un periodo superior a 3 meses si, entre otros requisitos, tiene contratado un seguro de enfermedad que cubra todos los riesgos en el estado miembro de acogida.

Tramitación de la tarjeta sanitaria europea

La tarjeta se puede solicitar telemáticamente a través de la   sede electrónica, del Ministerio de Empleo y Seguridad Social, o bien presencialmente en las oficinas de la Seguridad Social del Estado español.

Cómo utilizar la tarjeta sanitaria europea en Suiza

  • En caso de formalizar un contrato laboral, hay que saber que los trabajadores deben estar asegurados obligatoriamente.
  • En cualquier caso, con la tarjeta sanitaria europea puedes acudir directamente a la consulta del médico. En este sentido, si todavía no dispones de seguro, el médico te hará seleccionar una mutua, que será la encargada de realizar los trámites con la Seguridad Social española.
  • Se puede acceder a más información sobre el tratamiento médico en Suiza en la página web de Empleo, Asuntos Sociales e Inclusión de la Comisión Europea (  enlace a particularidades, atención de urgencia y atención programada).

Desde el portal de la UE   Your Europe se puede acceder a una información detallada con respecto a:

Puedes encontrar más información sobre el sistema de la Seguridad Social en Suiza en este   enlace de la UE, que ofrece en formato de página web lo que antes era una guía sobre el asunto en formato PDF. Debido a que, ahora mismo, esta web sólo se ofrece traducida al alemán, al francés y al italiano (está previsto que se amplíe su traducción al resto de idiomas oficiales de la UE), se ofrece   aquí la versión en español de la antigua guía en formato PDF.

Resumiendo, las principales características del sistema sanitario en Suiza son:

  • En Suiza, el sistema sanitario es privado, pero el seguro es obligatorio. Cualquier residente (a diferencia de lo que ocurre en España, la afiliación no es a través del empleador, sino que debe ser el mismo interesado quién se encargue de ella) está obligado a contratar en el plazo de 3 meses a partir de su fecha de entrada en el país un seguro de salud y cotizar mensualmente una prima para este seguro en la caja de enfermedad (Krankenversicherer) que escoja. Puedes consultar la relación de todas las existentes actualmente   aquí. Estas cajas no sólo recaudan la cotización, sino que además son el organismo al cual se tiene que dirigir el interesado para solicitar el reembolso de los gastos causados por una enfermedad o un accidente.
  • Las cajas de enfermedad están obligadas a aceptar a cualquier nuevo asegurado en la modalidad de cobertura básica, que incluye en todos los casos:
  • Quien recibe atención médica tiene que pagar cada año obligatoriamente los primeros 300 francos de gasto médico que genere (la llamada “franquicia”), además del 10% de los gastos médicos o para medicamentos hasta 700 francos suizos anuales por persona (la llamada “cuota reducida"). Los niños no están sujetos a franquicia. Con respecto a los gastos hospitalarios, hay que pagar una contribución de 15 francos por día que se pase en el hospital, a no ser que se trate de un parto, en el que no hay contribución, ni franquicia ni cuota reducida.
  • Aparte del seguro básico, también se puede optar por un seguro adicional complementario que cubra otras prestaciones y que no hay que suscribir con la misma caja de enfermedad que la básica. Cuánto más prestaciones se suscriban, más cara es la prima. Al contrario que en el seguro básico, la caja de enfermedad se puede negar a formalizar un seguro adicional en función del historial médico.
  • Atención médica en caso de enfermedad, accidente y maternidad, cubriendo los gastos originados por el diagnóstico y tratamiento, tanto en régimen ambulatorio como en hospitales.
  • Análisis, medicamentos y medidas de rehabilitación prescritas por médicos o quiroprácticos.
  • Subvención de una parte de los gastos de transporte.
  • Subvención de algunos reconocimientos con finalidades preventivas.
  • Atención odontológica, sólo en los casos graves como problemas de masticación o accidente.

En Suiza, todos los trabajadores asalariados disfrutan automáticamente de un seguro de accidentes laborales. El coste de este seguro está compartido entre los empleadores y los trabajadores, y el de los trabajadores se deduce de su salario. Además, si se trata de un trabajador que trabaja, por lo menos, ocho horas semanales para el mismo empleador, el seguro también incluye los accidentes no laborales. Si se dispone de un seguro de accidentes por motivos laborales, es conveniente comunicarlo a la caja de enfermedad para anular el incluido en el seguro básico y así poder reducir la prima.

información