Los
países
Sudáfrica
Sudáfrica

Cobertura sanitària Cobertura sanitaria

El sistema sanitario sudafricano combina la asistencia médica pública, dirigida y gestionada por el  Ministerio de Salud (Department of Health) con la privada.

Así, la asistencia médica pública es universal y pueden hacer uso de esta todos los nacionales sudafricanos y los extranjeros residentes legales en el país. Aun así, solo es gratuita con respecto a la asistencia primaria. Si se trata de asistencia secundaria (especializada), se cobra una tarifa llamada Uniform Patient Fee Schedule (UPFS), que depende del tipo de asistencia requerida y el nivel de ingresos del paciente. Esta tarifa se calcula dependiendo de la categoría del hospital dónde se haga la consulta (de más barato a más caro):

  • Nivel 1: consulta realizada a un hospital de distrito.
  • Nivel 2: consulta realizada a un hospital regional.
  • Nivel 3: consulta realizada a un hospital universitario o privado.

Y de la categoría del médico consultado (de más barato a más caro):

  • Nivel 1: consulta a un enfermero.
  • Nivel 2: consulta a un enfermero especializado.
  • Nivel 3: consulta a un médico de cabecera.
  • Nivel 4: consulta a un médico especialista.

Así, los pacientes con el nivel de renta más alto y los extranjeros en todos los casos pagan la totalidad del importe de la UPFS, mientras que las rentas inferiores pagan solo una parte de su importe. Sin embargo, las mujeres embarazadas o que estén amamantando a su hijo, los niños menores de seis años, los pacientes que reciben una pensión estatal o que se encuentran en paro están exentos de cualquier pago. Se pueden consultar los detalles de la UPFS  aquí (acceso a la web del gobierno regional de la Provincia Occidental del Cabo  ).

El gobierno sudafricano, debido a la falta de fondos presupuestarios, da prioridad a la asistencia primaria, que acostumbra a prestarse en establecimientos sanitarios de carácter local, en los cuales se practica sobre todo la medicina preventiva (por ejemplo, las vacunaciones) y donde muy a menudo solo hay enfermeros y no médicos.

Por su parte, la asistencia especializada se presta solo en los hospitales públicos, que sufren de una falta crónica de medios materiales y humanos (más acusada en el ámbito rural) que hacen que estos solo sean utilizados por las personas sin recursos.

Consciente de esta situación, tan perjudicial para el 80 % de su población, que es la que utiliza estos servicios, el gobierno sudafricano está trabajando en una reforma del sistema sanitario público que incluirá el establecimiento de una seguridad social al estilo europeo, el llamado  National Health Insurance, que obligue a todos los empleadores a proporcionar asistencia médica a sus trabajadores.

Contrariamente, la asistencia médica privada, que cubre al 20 % restante de la población, es excelente, dispone de muy buenos profesionales e instalaciones, pero es muy cara, lo que obliga a quien desee hacer uso de sus servicios a contar con un seguro médico. Este seguro puede ser completamente privado, costeado íntegramente por el beneficiario, o parcialmente o totalmente costeado por el empleador (de acuerdo con lo que establece la  Medical Schemes Act, 1998), que puede asumir el 50, 75 o incluso el 100 % de su coste. Se puede consultar una lista de los proveedores privados de seguros médicos existentes actualmente en el país  aquí.

Si se trata solo de un viaje de turismo, es obligada la contratación de un seguro médico internacional que cubra cualquier incidencia que se pueda producir durante el viaje, así como la repatriación a España en caso de enfermedad o accidente grave.

información