Los
países
Nueva Zelanda
Nueva Zelanda

Dades Bàsiques Datos básicos

Gobierno

La web oficial del Gobierno ofrece información actualizada sobre su estructura y funciones. Puedes acceder a través de este enlace .

Principales ciudades

Wellington (capital), Auckland , Christchurch , Dunedin , Hamilton , Tauranga

Idiomas y moneda

Idiomas: Inglés y maorí.

Moneda:

Dólar neozelandés. Te recomendamos que verifiques el tipo de cambio con el euro (a título orientativo, se puede encontrar información cliqueando aquí ).

Estructura política

Datos facilitados por la Secretaría de Asuntos Exteriores y de la Unión Europea.

Aunque Nueva Zelanda no tiene una constitución escrita, la Ley Constitucional de 1986 es la principal declaración formal de la estructura «constitucional» de Nueva Zelanda.

Nueva Zelanda es una monarquía constitucional y una democracia parlamentaria. La reina Isabel II es la jefa de estado y su representación en el territorio de Nueva Zelanda la ejerce la figura del gobernador general nombrado a propuesta del primer ministro. Aunque disponen de ciertos poderes, normalmente la reina y el gobernador general no pueden ejercerlos sin la aprobación del Gabinete neozelandés. El gobernador general nombra a los ministros a propuesta del primer ministro, que es al mismo tiempo el líder del partido o coalición gobernante del Parlamento. El poder ejecutivo recae en el Gabinete de ministros del Gobierno, liderado por el primer ministro.

El poder legislativo de Nueva Zelanda está en manos de un parlamento unicameral, la Cámara de Representantes, de 120 miembros. La Cámara es elegida por elecciones populares cada tres años. Hasta 1993 el sistema de votación había sido directo, pero desde las elecciones de 1996 se utiliza un sistema de representación proporcional mixta. Según este sistema, cada persona tiene derecho a dos votos: uno para decidir los 65 escaños electorales (incluidos 7 escaños maoríes) y el otro para elegir a un partido político concreto, para los 55 asientos restantes. Cada partido tiene que obtener el 5% de los votos totales para poder ser candidato a ocupar uno de los 120 escaños.

Con respecto al sistema judicial, los jueces y funcionarios judiciales son nombrados mediante estrictas normas basadas en su ejercicio y no en colores políticos, con la voluntad de garantizar su independencia. En el año 2004 el Consejo Privado del Reino Unido en Londres fue sustituido por la Corte Suprema de Nueva Zelanda como la última rama del poder judicial en el país. Por debajo de este hay el Tribunal de Apelación, el Tribunal Superior y otros tribunales inferiores.

A principios del siglo XXI, se mantiene como uno de los países con mejor calidad de vida, según la ONU. Nueva Zelanda es reconocida como uno de los países más estables y bien gobernados del mundo. El 2011, fue el quinto país mundial con respecto a la fuerza de las instituciones democráticas y el primero en cuanto a transparencia y falta de corrupción. Aparte, la participación ciudadana es muy elevada, con un 74,21% a las últimas elecciones de noviembre del 2011. El 67% de los neozelandeses declaran que confían en sus instituciones políticas, frente al 56% por término medio de la OCDE.

Nueva Zelanda fue el primer país del mundo en otorgar el derecho al voto a las mujeres en el año 1893, y en un breve periodo entre 2005 y 2006 se convirtió en el único país del mundo con todos los altos cargos de su gobierno ocupados simultáneamente por mujeres (jefe de estado, gobernadora general, primera ministra, presidenta de la Cámara de los Representantes y presidenta del Tribunal Supremo).

Organización territorial

Datos facilitados por la Secretaría de Asuntos Exteriores y de la Unión Europea

Nueva Zelanda tiene más características de un estado unitario que de un estado federal. Las competencias de los gobiernos locales son, en general, menores que en otras regiones de países desarrollados. Por ejemplo, la policía y la educación están en manos del poder central.

A partir de las reformas de la administración local de 1996, Nueva Zelanda quedó dividida en 16 regiones, que son la máxima fuerza de poder local. Estas regiones, gobernadas por su respectiva Junta, son: Auckland, Bahía de Plenty, Bahía de Hawke, Northland, Taranaki, Gisborne, Waikato, Manawatu-Wanganui y Wellington en la Isla del Norte, Canterbury, Otago, Nelson, Marlborough, Southland, Tasman y West Coast en la Isla del Sur.

Las regiones están divididas al mismo tiempo en 74 autoridades territoriales, dentro de las cuales hay 16 consejos de ciudad y 57 consejos de distrito; más el consejo de las Islas Chatham. Todas las divisiones tienen a una personalidad en la jefatura, ya sea un presidente (regiones) o un alcalde (territorios), elegida por periodos de tres años. Las regiones son responsables de la gestión del medio ambiente, de aspectos regionales de la defensa civil y del transporte regional. Los territorios, por su parte, se encargan (siempre a nivel local) del uso de las tierras y su gestión, de la red de servicios públicos y la gestión de los residuos, las carreteras, las bibliotecas, los parques y las reservas y el desarrollo de la comunidad. Las autoridades regionales y territoriales son también perceptoras de los impuestos de propiedad, utilizados para financiar los planes regionales y territoriales de las actividades del gobierno. Muy a menudo el grado de cooperación entre ambas es muy elevado.