Los
países
Japón
Japón

Cobertura sanitariaCobertura sanitaria

La asistencia sanitaria en Japón es pública y universal, ya que desde 1961 se proporciona a todos los residentes en el país. A pesar de que está supervisada por el Ministerio de Salud, Trabajo y Bienestar, su gestión efectiva corresponde a los diferentes gobiernos regionales (por su parte, el Ministerio gestiona el sistema de pensiones, y los diferentes gobiernos municipales, los servicios de bienestar).

El sistema sanitario japonés tiene las características siguientes:

  • Obligatoriedad, ya que todos los residentes tienen la obligación de inscribirse en alguno de sus programas de asistencia.
  • Libertad de elección, ya que los beneficiarios pueden escoger médico y hospital. Hace falta tener en cuenta que en Japón no existe la figura del médico de cabecera, por lo que los servicios médicos acostumbran a ser proporcionados directamente por clínicas y hospitales, públicas o privadas.
  • Primas basadas en función de la edad y nivel de ingresos del beneficiario, que establecen límites por unidad familiar.
  • Sistema de copago, que oscila entre el 10% y el 30% y fija límites máximos de coste anual dependiendo de la edad del beneficiario y de su nivel de ingresos, con una excepción para los que no disponen de unos ingresos mínimos, para quienes el acceso al sistema es gratuito.

A pesar de la obligatoriedad del sistema público de asistencia sanitaria, es habitual que los japoneses contraten además un seguro médico privado que les cubra la prima del seguro público y el coste del copago en caso de estancia hospitalaria.

Con respecto a la financiación, el sistema sanitario en Japón se financia principalmente a través de las cuotas pagadas por los empleadores y trabajadores, pero también recibe fondos procedentes de los impuestos y los ingresos provenientes del copago y las rentas proporcionadas por la explotación de sus activos.

Actualmente hay tres programas de asistencia diferentes:

  • Seguro social (kenkóhoken), que da cobertura sanitaria a todos los trabajadores de empresas con más de 5 trabajadores y menos de 300. Las primas están fijas y su coste se reparte a partes iguales entre el empleador y el trabajador. Con respecto al copago, es el 20% en caso de atención hospitalaria, y el 30%, en el resto.

    La inscripción es automática y el empleador se encarga de toda la gestión (inscripción y deducción del sueldo en concepto de prima).

  • Seguro nacional de salud (kokuminkenkóhoken), que da cobertura sanitaria a todas las personas que no pueden integrarse en el seguro de trabajadores (por ejemplo, los agricultores, los trabajadores por cuenta propia, las personas en situación de desempleo, los jubilados, las mujeres embarazadas, etc.). Las primas están fijas también y en ausencia de un empleador, el Gobierno paga una parte, que depende de la capacidad del asegurado para pagar el resto. Con respecto al copago, es del 30% en todos los casos.

    La inscripción es personal y se realiza en la sede del ayuntamiento de la localidad de residencia.

  • Seguro de personas mayores, que da cobertura sanitaria a la gente más mayor de 75 años y a los que tienen más de 65 años, pero sufren alguna discapacidad. La prima depende de los ingresos del pensionista y de la composición de su unidad familiar, y el copago se reduce al 10% en todos los casos.

Como curiosidad, hay que destacar que los seguros no cubren la atención a la maternidad (partes), ya que esta no se considera una "enfermedad". Por contra, se conceden pagos en efectivo para cubrir los gastos de ginecología y obstetricia.

Una vez inscrita en el sistema público de asistencia sanitaria se expide la tarjeta correspondiente.

Con respecto a los turistas españoles de visita al Japón, se tiene que tener en cuenta que no existe ningún convenio de la Seguridad Social con Japón en materia de atención sanitaria, por lo que se recomienda viajar con un seguro médico propio que sea lo más amplía posible, incluyendo la cobertura de todo tipo de gastos médicos durante la estancia y la repatriación en España en caso de necesidad.

informació