Los
países
Estados Unidos
Estados Unidos

Cobertura sanitaria Cobertura sanitaria

La asistencia sanitaria en los Estados Unidos es dual, ya que está repartida entre los sectores público y privado. Sin embargo, y a diferencia de un gran número de países donde el sector público de la sanidad es el mayoritario, aquí lo es el privado, ya que más o menos el 70% de la población obtiene su seguro médico del mercado privado. Este seguro acostumbra a ser contratado por el empleador, aunque la legislación no le obliga a proporcionarla, pero sí que ofrece ventajas tributarias a los empleadores que así lo hagan. Los costes son compartidos por el empleador y el trabajador.

Así pues, aunque los Estados Unidos no tienen un sistema público nacional de salud tal como lo conocemos en Europa, el Gobierno federal, a través del Departamento de Salud y Servicios Sociales ( Health and Human Services Department , HSS) provee directamente servicios sanitarios al personal militar, los excombatientes con discapacidades causadas por su servicio, la población nativa americana (indios, entre otros) y la población reclusa. También se encarga de las personas mayores y de los pobres mediante los programas Medicare, Medicaid y SCHIP .

  • Medicare: a través de este programa (se pueden consultar las características aquí ), el Gobierno federal proporciona un seguro médico a todos los estadounidenses mayores de 65 años o que sufran de insuficiencia renal permanente o ciertos tipos de discapacidades. Este programa se financia mediante una combinación de impuestos sobre los sueldos, ingresos generales y primas que pagan los mismos beneficiarios según el nivel de cobertura al cual deseen adscribirse. Los beneficiarios tienen la posibilidad (el llamado Medicare+Choice) de pedir que sus servicios les sean proporcionados por un seguro privado.

    En general, para optar a la inclusión en este programa, es necesario haber trabajado en los Estados Unidos al menos 10 años (o 40 trimestres).

  • Medicaid: a través de este programa (se pueden consultar sus características aquí ), el Gobierno federal y los diferentes gobiernos estatales proporcionan un seguro médico gratuito a los sectores de la población con bajos ingresos o en situación de necesidad. Este programa, como involucra también a los estados, puede variar mucho de un estado a otro e incluso dentro de un mismo estado según la situación socioeconómica del beneficiario. Sin embargo, el Gobierno federal asegura unos ciertos servicios básicos en todas partes.
  • SCHIP: Este programa ofrece atención médica gratuita o abajo coste a los niños menores de 18 años si pertenecen a familias con bajos ingresos, pero no tan bajos como para poder acceder a Medicaid.

La reforma sanitaria impulsada en 2009 y conocida popularmente como Obamacare obligará a lo largo de 2014 a los empleadores con más de 50 trabajadores (con excepciones) a proporcionar un seguro médico a sus empleados a través de un seguro privado o a pagar una multa si no lo hacen.

Además, y con el objetivo de asegurar a todos los estadounidenses que todavía no lo están, propone crear una serie de seguros médicos públicos financiados con impuestos, compitiendo directamente con el mercado privado.

Con respecto a la asistencia sanitaria a los españoles en caso de estancia temporal, el convenio de la Seguridad Social entre los Estados Unidos y España no la prevé, por lo que se recomienda viajar con un seguro médico propio y que este sea lo más amplio posible, incluyendo la cobertura de todo tipo de gastos médicos durante la estancia y la repatriación a España en caso de necesidad. Hay que tener en cuenta que los médicos o servicios de urgencias realizan las oportunas comprobaciones sobre la validez de este seguro antes de atender al paciente, por lo que conviene conocer muy bien sus características.

información