Residint a l'exterior
La Cataluña actual
Residint a l'exterior
Información sobre los trámites

Extranjeros con autorización temporal Extranjeros con autorización temporal

Extranjeros no residentes

Cualquier persona extranjera, ya sea comunitaria o no, que no quiera permanecer en España más de unos pocos meses puede abrir una cuenta bancaria, sin embargo, vista la situación de no residencia de esta persona, el procedimiento de apertura tiene sus propias características.

Así, las cuentas bancarias para no residentes se rigen por la Ley 19/2003 , de 4 de julio, sobre régimen jurídico de los movimientos de capitales y de las transacciones económicas con el exterior más conocida como "ley de control de cambios". Eso implica que el titular de la cuenta bancaria tendrá que acreditar como primer paso su condición de no residente. Esta condición es la propia en las siguientes situaciones:

  • Personas físicas que tengan su residencia habitual en territorio extranjero, excepto los diplomáticos españoles acreditados en el extranjero y el personal español que preste servicios en embajadas y consulados españoles o en organizaciones internacionales en el extranjero.
  • Los diplomáticos extranjeros acreditados ante el Gobierno español y el personal extranjero que preste servicios en embajadas y consulados extranjeros o en organizaciones internacionales en España.
  • Personas jurídicas con domicilio social en el extranjero.
  • Sucursales y establecimientos permanentes en el extranjero de personas físicas o jurídicas residentes en España.
  • Otros que se determinen reglamentariamente en situaciones análogas a las mencionadas.

Estas personas, lo primero que tienen que hacer es obtener su certificado de no residencia , a no ser que se trate de un español de nacionalidad con residencia en el extranjero, en cuyo caso bastará con aportar el certificado de inscripción en el Registro de Residentes la demarcación consular en la que viva.

Si no es este el caso, el certificado de no residencia se obtiene:

  1. Yendo directamente a la Dirección General de la Policía (acceso a su web), en cualquier oficina de Extranjería o comisaría de Policía ) (acceso al buscador de oficinas de Extranjería y comisarías de policía) o en el consulado de su país con el pasaporte y solicitar el certificado de no residencia. Éste acostumbra a tardar alrededor de 10 días en ser emitido. Una vez se disponga de él, ya se puede acudir a la entidad bancaria de su elección y, junto con el pasaporte (o el documento de identidad que sea válido en su país de origen, aunque algunas entidades bancarias no admiten los permisos de conducir) y abrir la cuenta, la cual será operativa desde este mismo momento.
  2. Yendo directamente a la entidad bancaria de su elección y solicitando que sea la propia entidad quien se encargue de hacer la gestión de pedir el certificado de no residencia, siempre con la autorización previa del cliente. En este caso, la entidad bancaria puede cobrar un precio por su gestión y aunque la cuenta bancaria se abrirá inmediatamente, quedará bloqueada y no se podrá acceder a los fondos depositados en él hasta que la entidad bancaria reciba el certificado de no residencia.

Hay que tener en cuenta que, si bien con el certificado y el pasaporte tendría que bastar para abrir la cuenta bancaria, dependiendo de la entidad de la que se trate ésta puede pedir otros tipos de documentos como un justificante de ingresos o incluso una carta de presentación de su banco local. Por eso es muy importante pedir este tipo de información a la entidad bancaria de que se trate antes de ir personalmente.

También, y dependiendo de la entidad bancaria de la que se trate, esta cuenta puede tener una duración determinada; por ejemplo, seis meses. De cualquier manera, todas las entidades bancarias exigen que el titular acredite de nuevo la continuidad de su condición de no residente cada dos años, lo que implica no admitir más cargos o abonos y suspender la liquidación de intereses en tanto que no se aporte un nuevo certificado de no residencia.

Finalmente, hay que destacar que algunas entidades bancarias no permiten tener tarjetas de crédito asociadas a estas cuentas o que no se acostumbra a exigir un importe mínimo para la apertura de una cuenta bancaria siempre y cuando el ingreso se haga en euros. Si se hace en divisas, eso ya dependerá de cual sea esta divisa. Por esto se recomienda que el titular pida que los fondos sean convertidos inmediatamente a euros, sin que la entidad bancaria pueda cobrar ninguna comisión más que la establecida por el cambio de divisas. También es habitual que se permita una cantidad al descubierto inferior a la de los residentes.

En cualquier caso, si el titular de la cuenta bancaria adquiere la condición de residente tendrá que comunicárselo a la entidad bancaria para que ésta modifique el tipo de cuenta, que pasará a ser de residente e implicará la presentación de la correspondiente Tarjeta de Identidad de Extranjero (TIE).

Extranjeros residentes

Cualquier persona extranjera con residencia legal en Cataluña puede abrir una cuenta bancaria en Cataluña sencillamente yendo a una oficina de la entidad bancaria de su elección, pedirlo y aportar los documentos que establezca el procedimiento de la entidad bancaria de que se trate.

El Banco de España lleva la lista de entidades autorizadas para operar en España en su Registro de Entidades (acceso a su web). Este registro, que está permanentemente actualizado, permite su consulta de acuerdo con diversos parámetros, además de su consulta histórica.

información