Los
países
Argentina
Argentina

Registro de una empresa Registro de una empresa

La constitución de una sociedad mercantil en Argentina es un proceso largo y complejo que involucra mucha burocracia y consume mucho tiempo. Es por ello que te recomendamos la contratación de un profesional cualificado antes que proceder a ello por tu cuenta, sobre todo si no eres residente y no conoces a fondo el sistema legal argentino.

Resumiendo, el procedimiento de constitución y registro de una sociedad mercantil sigue estos pasos:

1. El nombre de la empresa debe ser aprobado previamente por la Inspección General de Justicia (IGJ). Antes de utilizar un nombre como razón social, este debe ser reservado. Para ello, se debe hacer la reserva en la Inspección General de Justicia ( acceso a su web) mediante la presentación del formulario correspondiente debidamente cumplimentado. Esta reserva tiene una validez de 30 días.

La IGJ permite hacer una consulta telemática previa mediante el servicio de Consulta de homonimia para saber si un nombre en concreto está disponible o no. No se trata de un trámite obligatorio ni vinculante, y el resultado de la misma no asegura la ddel nombre elegido. La efectividad de esa disponibilidad hay que confirmarla de manera personal en la propia sede de la IGJ, para lo cual hay que rellenar el formulario de Reserva de denominación ( acceso a los servicios disponibles de la web de la IGJ) con tres nombres posibles y los datos de dos constituyentes (ya sean personas físicas o jurídicas) y presentarlo en la Mesa de Entradas. Si alguno de estos nombres está disponible, habrá que pagar el importe correspondiente al trámite en la caja y presentar nuevamente el formulario en la Mesa de Entradas para hacer efectiva la reserva.

2. Hacer que un notario público certifique las firmas de los socios. La empresa no tiene la obligación de elevar a públicos sus estatutos, los cuales pueden constituirse formalmente en virtud de un documento privado. Sin embargo, las firmas de los socios fundadores sí que tienen que ser certificados por un notario público. 

3. Depositar el capital inicial en el  Banco de la Nación Argentina y obtener el certificado de ingreso. La empresa debe depositar al menos el 25 % del capital suscrito en la sede central del Banco de la Nación Argentina o en la sucursal correspondiente al domicilio de la empresa; a cambio, el banco entrega el correspondiente certificado de ingreso. Este capital sólo se podrá retirar una vez que los estatutos de la empresa hayan sido registrados por el Registro Público de Comercio de la IGJ.

4. Publicar el aviso de la constitución de la nueva empresa en el  Boletín Oficial de la República Argentina.

5. Pagar la cuota de constitución. Se puede encontrar el formulario de pago de la tasa aquí (acceso a la página de tasas de la web de la IGJ). Una vez se haya rellenado e impreso, deberá pagarse su importe en el Banco de la Nación Argentina. 

6. Inscribir la empresa en el Registro Público de Comercio de la Ciudad de Buenos Aires. Las empresas con sede en la Ciudad de Buenos Aires deben registrar sus estatutos y otros documentos enumerados en el Registro Público de Comercio de la IGJ.

7. Comprar los libros especiales. Estos libros se compran en librerías especializadas.

8. Encargar a un notario público (escribano) que presente los libros de la compañía para ser rubricados por la   Inspecció General de Justícia (IGJ)
Una vez que la IGJ ha registrado la sociedad mercantil, la empresa debe obtener la rúbrica de al menos el Libro de Actas y de los cuatro libros de contabilidad (IVA–Compradores, IVA–Vendedores, Libro de Inventario y Balance y Libro Diario). Para ello, un notario público tiene que presentar la solicitud de rúbrica de los libros de la empresa a la IGJ. Esta solicitud se realiza mediante un formulario que obtiene él mismo del Colegio de Escribanos de la provincia en la que ejerza y que permite rubricar hasta cinco libros. Si la empresa necesita obtener la rúbrica de más de cinco libros, el notario deberá presentar otro formulario del mismo tipo.

9. Los administradores de la empresa necesitan obtener el CUIT. Todos los administradores de la empresa, especialmente que sea designado como representante legal, deben obtener su CUIT (Clave Única de Identificación Tributaria) personal en la agencia de la   Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que corresponda a la dirección de la persona o entidad solicitante.

10. La empresa necesita obtener el CUIT e inscribirse en el Sistema Único de la Seguridad Social (SUSS). Ambas gestiones pueden realizarse de manera conjunta en la agencia de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP) que corresponda a la dirección de la entidad solicitante. Para que una empresa pueda obtener su CUIT, todas las personas que han sido nombradas administradores de dicha sociedad deben haber obtenido previamente sus respectivos CUIT. En Argentina, la Seguridad Social es una rama de la AFIP, gestionada por la  Dirección General de Recursos de la Seguridad Social (DGRSS).

11. Registrar la empresa ante la  Administración General de Ingresos Públicos-Dirección General de Recaudación (AGIP-DGR) en la Ciudad de Buenos Aires para el pago del Impuesto sobre los Ingresos Brutos. Con el fin de registrar la empresa, hay que acudir personalmente a la sede de la AGIP-DGR y presentar la documentación relacionada  aquí (página web de la Guía de Trámites – Inscripción, Alta Convenio Multilateral de la web de la AGIP-DGR).

12. Contratar de un seguro para los empleados con una Aseguradora de Riesgos del Trabajo (ART)
El coste de la contratación de un seguro es gratuito, pero debe pagarse una prima mensualmente. Se puede consultar toda la información sobre estas aseguradoras en la web de la  Superintendencia de Riesgos del Trabajo, el organismo público encargado de su control.

13. Rubricar el Libro de Sueldos y Jornales. Este libro se compra en librerías especializadas. La rúbrica la realiza la autoridad laboral de cada provincia. En el caso de la Ciudad de Buenos Aires, se puede consultar  aquí (acceso a la página web de Rúbrica de documentación laboral de la web del gobierno de la Ciudad de Buenos Aires). Suele ser posible el concertar telemáticamente una cita para ello, pero la rúbrica en sí tiene que hacerse personalmente. Cada página del Libro de Sueldos y Jornales tiene que ser rubricado obligatoriamente, no bastando con una rúbrica general como en el caso de los libros corporativos.

información